Vitaminas para la tercera edad que benefician al organismo (II) (1)

En el anterior blog tratamos sobre las dificultades de la tercera edad en cuanto a las vitaminas. En este hablaremos sobre las distintas vitaminas y su utilidad cuando nos hacemos mayores (y que alimentos nos aportan estos nutrientes).
Vitamina D
La vitamina D, de la que estamos oyendo muchas veces en la televisión y que es protagonista de muchos anuncios, es imprescindible en la edad adulta y tercera edad porque nos protege de enfermedades y otras infecciones.  Es común que en la senectud este nutriente esté en déficit pero es muy necesario para fortalecer la masa ósea tan importante durante la vejez.
La vitamina D proporciona el calcio adecuado para mantener los huesos fuertes y sanos. De lo contrario pueden estar quebradizos y provocar osteoporosis. Podemos encontrar esta vitamina en el pescado azul, los lácteos o la yema de huevo, entre otros alimentos.
Vitamina C
Los alimentos que tienen vitamina C aportan antioxidantes tan importantes en el funcionamiento de distintos órganos, además de frenar el envejecimiento de la piel. La vitamina C ayuda a reducir el colesterol malo (LDL). Alimentos ricos en antioxidantes son las frutas y las verduras frescas. Las naranjas por la mañana son perfectas para conseguir este nutriente.