Vitaminas para la tercera edad que benefician al organismo (I)

Nuestro cuerpo tiene unas necesidades a la hora de alimentarse. Debe consumir ciertas vitaminas para nutrir nuestro organismo. A medida que vamos cumpliendo años, esta absorción de vitaminas en los alimentos se hace más difícil respecto a cumplimos años en la juventud.
Por lo que necesitamos un aporte más grande de vitaminas, especialmente los referidos al fortalecimiento de los huesos, que podemos encontrar en tanto alimentos como en  suplementos.
Entre las causas que provocan estos déficits vitamínicos están: un aporte calórico insuficiente, disminución de apetito, excesivo uso de laxantes, la medicación y otras patologías agudas y/o crónicas.
Una dieta rica en frutas, verduras y pescado es buena para todas las edades, pero cada ratio de población tiene diferentes carencias.
Debemos tener en cuenta que los bajos niveles de esta vitamina conllevan una deficiente absorción de calcio, lo que finalmente se traduce en un aumento de la pérdida de masa ósea.
La pérdida ósea es un problema a tener en cuenta en la tercera edad, incluso las mujeres ya por condiciones biológicas son más proclives a tener más problemas óseos que los hombres. 
En el siguiente blog trataremos los distintos tipos de vitaminas para la tercera edad.