Tai Chi para las personas mayores: todo ventajas (I)

Como ya hemos repetido en varias ocasiones, el ejercicio a la tercera edad es tan importante, o puede que más, que en otros periodos de nuestra vida. Nos aportan una resistencia que nuestro cuerpo necesita y no ayuda a sociabilizar con otras personas similares a nosotros. Hoy hablamos del Tai Chi. 

El Tai Chi es un arte marcial taoísta desarrollado en el imperio de China que hoy practican millones de personas en todo el mundo. Se le conoce también como 'gimnasia china' y forma parte del grupo de 'gimnasias suaves'. Se ha convertido en un método de salud y de longevidad. Es idóneo a cualquier edad, pero especialmente beneficioso para las personas de la tercera edad.

En concreto, combina ejercicios de resistencia y de equilibrio, muy eficaz a la hora de reducir las caídas en las personas más mayores, además de combatir el estrés. "El principio fundamental del Tai Chi es la suavidad. Se basa en una serie de posturas que se enlazan unas con otras a través de movimientos fluidos, largos y lentos que se llevan a cabo al compás de la respiración", subrayan desde la Guía de Ejercicio Físico para Mayores de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).