¿Qué son los trastornos del sueño y cómo afectan a las personas mayores?

Aunque el trastorno del sueño se puede dar a cualquier edad, los ancianos son más propensos a sufrirlo, por ejemplo, suelen tener un sueño más ligero, interrumpido en varias ocasiones durante la noche o problemas para conciliar el sueño.
Entre las principales alteraciones del sueño en ancianos podemos encontrar:

- Apnea obstructiva del sueño. Les ocurre al 17% de las personas mayores y mayoritariamente en mujeres, debido a la menopausia. Es causada por las pausas en la respiración durante el sueño, que provocan que la persona se despierte varias veces durante la noche.

- Insomnio. Se trata de unos de los trastornos más conocidos. La persona que lo sufre tiene dificultades para conciliar el sueño, lo que causa cansancio e irritabilidad durante el día. Puede ser algo transitorio y durar solo unos días o perdurar más de tres semanas, que es cuando hablaremos de trastorno crónico, debido a enfermedades o problemas psiquiátricos como la depresión.

- Síndrome de las piernas cansadas. Les ocurre a muchos ancianos, no pueden descansar correctamente a causa de los movimientos involuntarios que sufren en las piernas, de manera periódica.

- Trastorno conductual del sueño MOR. Normalmente, cuando dormimos, tenemos actividad cerebral, pero nuestros músculos se mantienen inactivos. En el caso de las personas que sufren este problema los músculos no se encuentran en inactividad, sino que la persona sueña y actúa físicamente a la vez, lo que produce un cansancio físico a la mañana siguiente.

Por su parte, otras de las causas principales por los que ocurren estos trastornos son:
  • Enfermedades neurológicas como el Alzheimer.
  • El estrés.
  • La depresión.
  • Los medicamentos.