Piernas cansadas en verano

Cuando llegamos a una edad avanzada solemos sentir nuestras piernas cansadas o pesadas, esta sensación suele ir acompañada de hormigueos, calambres y dolor.  Padecer este problema no es un riesgo para la salud, pero puede llegar a disminuir la calidad de vida de quien lo sufre. Además, un empeoramiento de los síntomas favorece la aparición de varices y lesiones cutáneas, como arañas vasculares, e incluso celulitis.

Por ello, esta semana queremos explicar las principales causas y síntomas y cómo solucionarlo o, por lo menos, mejorar la situación.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Calambres musculares.
  • Dolor en las piernas.
  • Pesadez e hinchazón.
  • Presión.

¿Cuáles son las causas?


  • La principal causa se debe a una mala circulación de la sangre
  • Circulación sanguínea poco fluida.
  • Dificultad del retorno venoso de las piernas.
  • Esta situación puede verse agravada por una vida sedentaria
  • Exceso de peso
  • Insuficiencia venosa de las piernas.
  • Permanecer mucho tiempo de pie.
  • Retención de líquidos.
  • Una mala alimentación
  • El problema de piernas cansadas suele afectar más a las mujeres, debido a los desarreglos hormonales como pueden ser la menopausia, pero también afecta a hombres.
  • Un calzado inadecuado.

¿Cómo solucionarlo?

Para evitar este problema debemos seguir estas recomendaciones:

  1. Beber mucha agua.
  2. Hacer ejercicio periódicamente.
  3. Seguir una alimentación sana y equilibrada.
  4. Llevar un calzado anatómico y confortable.