Las ventajas de la lectura en la tercera edad (II)

Como ya decíamos en nuestro anterior blog es esencial que en la tercera edad se ejercite la mente y las capacidades intelectuales. Para ello la lectura es un elemento importante a tener en cuenta. Hoy continuamos con las ventajas que produce en la tercera edad, tanto mental como emocional. 

Concentración

La lectura ejercita la mente y esto aumenta la concentración, y leer es una de las mejores formas de hacerlo. Leer potencia la capacidad de observación y atención que prestamos. Además facilita la relajación y nos ayuda a ver nuestros problemas desde otro perspectiva o un punta de vista distinto, más objetivo y tranquilo. 

Entretenimiento

La literatura surgió como entretenimiento. A parte de mantener la mente ocupada, la lectura, nos evade de otras preocupaciones. A medidas que nos hacemos mayores tenemos menos actividades y eso aumenta la percepción de las preocupaciones. Leer nos aporta flexibilidad al introducirnos en otras aventuras y fomentando la imaginación y la creatividad. 

Recordar

¿Leer mejora la memoria? Efectivamente. Las emociones que se crean al leer ayudan a asentar mejor los recuerdos, y la lectura nos aporta emociones. Además, leer a diario ejercita nuestras capacidades cognitivas, dotándonos de una rica variedad de historias.