Consejos para remediar el edema en las piernas

En las personas mayores, el edema o hinchazón de las piernas se desarrolla normalmente por un fallo en la circulación sanguínea. Se distingue por la sensación de piernas cansadas, hormigueo y pesadez. Estos síntomas se dan con frecuencia entre las personas mayores y, sobre todo, entre las mujeres, debido a una dolencia en el sistema linfático y el circulatorio. Por lo general, también se suele producir una retención de líquidos en estas extremidades.

La causas de estos edemas suelen ser por sobrepeso, vida sedentaria o la toma de ciertos medicamentos o los cambios hormonales durante la menopausia. 

Aconsejamos que se realicen actividades que estimulen el bombeo de la sangre en las extremidades inferiores como salir pasear, hacer natación o clases como el aquagym.

A su vez, es importante no llevar prendas de vestir como calcetines, medias o pantalones que hagan una presión excesiva en la zona.

Por otro lado, a la hora de dormir eleva la zona de las piernas unos 15 cm mediante almohadas o levantando la parte inferior de la cama.

En cuanto a la alimentación, hay que intentar evitar sal en la dieta, ya que favorece la acumulación de líquidos.

Durante la ducha se debe alternar el agua tibia y el agua fría en las piernas para tonificar y relajar los vasos sanguíneos.

Por último, es conveniente realizar masajes circulatorios diarios desde el tobillo a los muslos. Y sobre todo, consulta siempre con el médico antes de realizar cualquier tipo de tratamiento para que pueda valorar el estado del edema y descartar problemas graves.