¿Cómo ejercitar la memoria en navidad?

La capacidad mental sufre deterioro con el paso del tiempo, y está demostrado que si no ejercitamos la memoria activamente, este deterioro es mayor. Al ser uno de los problemas que más suele afectar a nuestros mayores, y estar ligado a una peor calidad de vida, es bueno tener presente qué tipos de ejercicios podemos usar. Ahora que debido a las fiestas disponemos de más tiempo libre, puede ser el momento ideal para ayudarles.

Los objetivos principales de mantener una mente activa son el aumento de la autonomía, la mejora de la percepción social, la mejora del estado de ánimo y la mejora en las habilidades comunicativas.

¿Cómo podemos ejercitar la memoria?

– Juegos de mesa. Todos tenemos a mano un tabú, un parchís, o en su defecto una baraja de cartas. Aunque muchos tienen reglas muy básicas, lo importante es que tienen una serie de normas y reglas concretas que hay que recordar para ganar la partida, así que son ideales para fomentar el uso de la memoria. Los pasatiempos o crucigramas son otras buenas opciones para poner a trabajar la materia gris.

– Actividades de desarrollo cognitivo. El ejemplo estrella de este tipo de actividades es la lectura. Si además de usamos esta lectura para plantear preguntas sobre lo leído, nos permite pasar tiempo de calidad al mismo tiempo que ejercitamos la memoria.