Beneficios del mar en la tercera edad (II)

Como os hemos explicado en nuestra anterior entrada de blog, son muchísimos los beneficios del agua del mar para las personas y, sobre todo, si son de la tercera edad.

Esto se debe a que el agua contiene muchos minerales que son absorbidos por nuestra piel al darnos un baño relajante.

Los beneficios más conocidos e importantes para la salud de una persona de avanzada edad son que el agua actúa como analgésico natural reduciendo las molestias o el dolor de ciertas zonas del cuerpo, sirve para controlar la tensión arterial por lo que es muy importante para las personas con la tensión alta, y actúa como limpiador de los conductos respiratorios y nasales.

También hay que tener en cuenta que las sustancias y minerales que posee el agua del mar la convierte en un elemento antiséptico que facilita la cicatrización de heridas. Incluso, personas que tengan problemas o enfermedades de piel, como la dermatitis o la psoriasis, pueden mejorarlas considerablemente.

Otro aspecto que nos ayuda a relajar y nos reduce los problemas de ansiedad y estrés es caminar por la playa descalzos mientras los pies se nos hunden en la arena. Al mismo tiempo que nos relajamos, nuestra circulación sanguínea mejora considerablemente.