Temibles alergias primaverales

Ya está aquí la primavera y pese a todas sus ventajas, como el clima, esta estación puede provocar la aparición de algunas enfermedades en personas mayores como es la alergia primaveral.

Dejamos atrás las gripes y resfriados típicas del invierno y recibimos la estación donde aparecen todo tipo de alergias, así como problemas de asma. Aunque estos problemas afectan a gente de todas las edades, los más afectados son los niños y las personas mayores. Esta semana te contamos sus síntomas y cómo evitarlos:

Los síntomas más frecuentes son:

– Tener dificultades para respirar y sensación de ahogo (en casos extremos).
- Ojos llorosos.
- Picor de garganta y nariz.
– Respiración con pitos en el pecho (en casos extremos).
– Sentir opresión en el pecho (en casos extremos).
– Sufrir mucha tos, que puede ir acompañada de mocos.

¿Cómo evitar o reducir los síntomas?

Para evitar que los síntomas sean muy fuertes, podemos realizar una serie de pasos:

-  Si es posible, vacunarnos. Si estamos vacunados antes, se reducirán considerablemente los síntomas.
- Evitaremos pasear por parques o zonas con mucha vegetación, pero no dejaremos de pasear y hacer ejercicio, esencial en todas las estaciones.
- Limpiaremos el polvo de las estancias mediante aspiradoras o trapos humedecidos para evitar que se levante y aumente la alergia.
- Trataremos de organizarnos con los medicamentos y horarios para no olvidarnos de ninguna toma y así contrarrestar los síntomas.
- Ventilaremos las estancias todas las mañanas. Pero no dejar las ventanas y puertas abiertas demasiado tiempo porque podría entrar el polen.