imagen de jemplo

Cómo luchar contra el deterioro físico de la tercera edad (II)

Si no leíste el blog anterior no te retrases porque puede tener información que necesites saber. En cambio, si ya lo leíste seguiremos con los consejos para mejorar tu estado en la tercera edad.


Ejercicio

La actividad física es importante a cualquier edad pero hay que tenerla muy en cuenta cuando nos hacemos mayores, ya que los huesos y los músculos pierden esa resistencia que se tiene en la juventud.

Una de las ventajas que se obtiene es la reducción de los síntomas como la ansiedad. La actividad física regula los niveles de endorfinas, noradrenalina y serotonina, lo que genera estabilidad de ánimo y favorece un sueño reparador. También mejora el rendimiento cognitivo en personas con demencia, la baja autoestima y mejora la percepción de bienestar.

Y a nivel cardiovascular es ampliamente reconocido que 3 a 5 sesiones semanales de ejercicio son capaces de mantener una buena función cardiovascular. La actividad física contribuye a la prevención y manejo de una serie de enfermedades, entre las que se destacan las enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo II, obesidad, hipertensión arterial y depresión entre otras.

Y, como añadido, diversas actividades se hacen en grupo lo que mejora las relaciones sociales con otras personas y que afecta indirectamente en la salud.

0 0
Feed

Dejar un comentario